ZR9 La Alimentación Adecuada

LA ALIMENTACIÓN ADECUADA (MITÂHÂRA)

En este tercer artículo de la serie que describe las líneas principales de la enseñanza de yoga de Jean Klein, se explica cómo apoyarte en el camino del yoga a través de una alimentación adecuada. Mi consejo es el asimilar bién el conocimiento de los hechos, pero de afrontarlos con un poco de flexibilidad. Esto último tambien se refleja en la enseñanza que Jean Klein imparcía a sus cursistas. Así recuerdo que Jean Klein durante un taller de práctica en Alemania dió por claro que es sabio dejar de lado los dulces y los pasteles, pero él dijo que aveces puedes hacer una excepción para “Apfelkuchen” (tarta de manzana). Mi experiencia es que, si vas a caminan por el camino del yoga presentado por Jean Klein, tu sensibilidad aumenta rápidamente y que el mismo cuerpo demanda la alimentación adecuada.

1. Ya no se experimenta como una disciplina impuesta, pero sino como simplemente algo por lo que te sientes bién. Jean Klein dió las siguientes pautas generales: La alimentación humana debe basarse en cereales integrales.

2. La alimentación artificial debe de evitarse.

3. Alimentos que se combinan en una comida deben poder ser bién digeridos juntos por el cuerpo.

Ad 1. Desafortunadamente en nuestra sociedad los cereales son a menudo artificialmente “podridos” y desacreditados. “Pan blanco es una típica ego-invención” (Jean Klein).

Ad 2. Ejemplos de alimentación artificial son: azúcar, harina refinada, sal de mesa, productos con adiciones químicas como conservantes, colorantes sintéticos, saboreantes sintéticos, edulcorantes sintéticos, etc. También según qué tratamientos de alimentos naturales, así como el cocer, asar, tostar, freir, ahumar, etc. pueden causar tales cambios en el producto final que éste se puede considerar como alimento artificial.

Ejemplos:

Si el pan está cocido de tal modo que la parte superior ha adquirido un color marrón oscuro, grandes cantidades de AGE’s (advanced glycation endproducts) han sido producidas que son perjudiciales para la salud ( ver Lit. 6). No comprarlo, o cortar en casa la corteza oscura y tirarla.

Si cuando se cuece un producto se utiliza aceite vegetal (como aceite de girasol), a menudo se producen grasas oxidadas que son perjudiciales para la salud (ver Lit.6).

Mientras se ahuma por ejemplo el pescado, se producen los temerosos cancerígenos conocidos PAK’s (polycyclische aromatische koolwaterstoffen/ hidrocarburos aromáticos policíclicos) (ver Lit. 6).

Al tostar los granos de café se producen (al igual que al hornear y freir) AGE’s.

El chocolate habitual es producido de granos de cacao tostados. Además del aspecto negativo de que el chocolate normal contiene azúcar, según Jean Klein las grasas calentadas que hay en el chocolate habitual son perjudiciales para el hígado y la vesícula biliar. Por suerte hoy día existe el chocolate crudo el cual es producido de granos de cacao no tostados y que no contiene estos aspectos negativos. También alimentos como las nueces es mejor comerlas crudas que tostadas. ( ver Lit. 6).

Jean Klein consideraba también el té negro habitual como alimento artificial. Si escucho bién a mi cuerpo mientras bebo té negro habitual, puedo reconocer en efecto que esta bebida incluye sustancias con las que mi cuerpo no es feliz. Esto no me ocurre al beber el té negro Pu-erh. Jean Klein recomendaba té de hierbas como alternativa para el café y el té negro, declarando que si te gusta, se puede añadir algo de miél. Debido a mi experiencia, considero Pu-erh té, té verde y té blanco como té de hierbas.

Según la tradición de yoga Jean Klein aconsejaba evitar las bebidas alcohólicas. Si aún así alguna vez quieres tomar alguna, se aconseja que sea vino tinto biológico donde no sea añadido sulfito.

Ad 3. Cuando en una ocasión le había preguntado a Jean Klein si también me quería dar una dieta que apoyase prânâyâma con retención de la respiración (kumbhaka), él me dió la siguiente dieta:

Desayuno: yogur con frutas

Almuerzo: ensalada cruda, seguida de “alimentos amiláceos” (ricos en almidón) con verduras hervidas/ estofadas, por ejemplo arroz con verduras hervidas/ estofadas, pasta integral con verduras hervidas/ estofadas, guiso de verduras de hoja verde con champiñones y cebolla.

Cena: ensalada cruda, seguida de alimentos ricos en proteínas concentradas con verduras hervidas/ estofadas, por ejemplo un par de huevos hervidos con verduras hervidas/ estofadas, pescado con con verduras hervidas/ estofadas, queso (preferentemente “fromage blanc”(queso blanco), esto es explicado más adelante) con verduras hervidas/ estofadas.

Él me aconsejó añadir un poco de sal marina sin refinar en la preparación. Naturalmente también se pueden añadir algunas hierbas o especias como curry o jengibre, etc.

Si analizamos esta dieta-prânâyâma, vemos que esta dieta cumple con todas las reglas de combinación.

El médico que se ha hecho famoso por su conocimiento de las combinaciones de alimentos adecuadas es el americano Herbert Shelton (ver para su libro en inglés y la traducción en holandés la bibliografía).

Las reglas de combinación más importantes

1. Féculas y proteínas concentradas son dificilmente digeridas por el cuerpo. Por ello se consumen en diferentes comidas sanas las féculas (cereales, patatas) y las proteínas concentradas (huevos, pescado, queso, nueces). Se separan entonces. En Alemania esta separación de los hidratos de carbón y las proteínas están conocidos como “Trennkost”.

2. Dulces (azúcar, miél, frutas que contienen mucho azúcar, etc.) hacen mala combinación tanto con féculas como con proteínas concentradas. Por ello la frase de Herbert Shelton: “Desert the dessert” (abandona el postre).

De la segunda regla de combinación se concluye que la mayoría de las frutas combinan mal tanto con las féculas como con las proteínas concentradas. La fruta contiene sin embargo muchas sustancias que son muy sanas para el cuerpo humano. Esto fué uno de los motivos para Herbert Shelton para aconsejar a las personas desayunar tan solo con fruta. En la tradición del yoga los productos lácteos fermentados (especialmente el yogur y el queso blanco) se consideran como alimentos muy valiosos. Por esta razón y porque la mayoría de las personas pueden digirir bién el yogur con frutas juntos, la dieta prânâyâma contiene esta combinación como desayuno.

Frutas con posibilidades de combinación extra:

Los tomates casi no contienen azúcares y por eso puedes tranquilamente, si te gusta, incluir un tomate en tu ensalada cruda. También la combinación de queso con tomates es aceptable.

Los aguacates contienen pocos azúcares y ácidos y por ello combinan bién con los cereales (entre otras cosas con el pán) y las patatas.

Las nueces combinan bién con frutas ácidas como los cítricos.

Tras esta importante información sobre las combinaciones adecuadas, comentaremos algunos alimentos más a fondo.

Frutas

Las frutas pueden ser clasificadas en:

a. Frutas dulces, como plátanos, uvas, dátiles

b. Frutas semi-dulces, como manzanas, peras, ciruelas, albaricoques, melocotones, cerezas, arándanos.

c. Frutas ácidas, como cítricos, fresas, piña, tomates, granadas, y el mayor tipo de bayos.

Según Jean Klein las frutas semi-dulces son para las personas las más adecuadas, sobre todo las manzanas y los albaricoques. También las frutas secas se califican (ten bién en cuenta de que no sean sulfuradas), preferiblemente previamente remojadas en agua. Jean Klein dió el consejo de ser moderado con el consumo de frutas ácidas. Ya que la fruta permanence un tiempo breve en el estómago no importa si una hora antes de una comida comes una manzana por ejemplo. Si inicias tu comida una hora después, tu estómago está de hecho ya vacio de nuevo. Jean Klein nos enseñó que los plátanos tan solo son alimentos adecuados si están bién maduros (cuando han obtenido puntitos oscuros en la piel).

Verduras

En la dieta-prânâyâma puedes ver que la ensalada cruda ha sido incluida en el almuerzo y en la cena. Jean Klein indicó que esto tenía una influencia positiva tanto en la digestión de la comida como en la salud en general. Se aconseja, tanto en el almuerzo como en la cena, primero comer la ensalada cruda y a continuación el resto. Jean Klein me aconsejó que al aliñar la ensalada usara algo de zumo de limón (en lugar de vinagre).

Un aspecto interesante de esto es que por el alto contenido de vitamina C del zumo de limón, el cuerpo puede asimilar mejor los minerales de la ensalada cruda (como el hierro).

Yo aliño mi ensalada normalmente con zumo de limón, shoyu y aceite de oliva prensado en frío.

En cuanto a las verduras hervidas Jean Klein nos enseñó que tanto al hervir bulbos (como cebollas), tubérculos (como apionabo) así como verduras de hojas verdes (como la endibia) durante los primeros minutos de cocción despues de haber empezado a cocer, se producen sustancias que se disuelven en el agua de cocción y de las que si ingieres muchas, influyen negativamente la flexibilidad de tus músculos y articulaciones. Por ello nos aconsejó colar las verduras sobre entre 1 a 2 minutos despues de que hubieran empezado a hervir y a continuación dejarlas cocer con agua nueva o cocerlas al vapor. Yo siempre escojo normalemente por lo ultimo. En una olla de fondo grueso cuezo al vapor las verduras tiernas en algo de agua y un poco de ghee y especias.

Legumbres secas, que previamente has de dejar remojar durante unas cuantas horas antes de cocerlas, contienen tanto hidratos de carbón como proteínas. Por ello son pesadas de digerir. Cuánto de pesadas, varia de persona a persona. Si tu cuerpo las puede digerir difícilmente, yo en principio no las comería, o tan solo de vez en cuando en forma de una sopa de legumbres. Yo como estas legumbres de vez en cuando (lentejas, fríjoles, judías aduki, garbanzos, etc.) en combinación con verduras estofadas, con algo de ensalada cruda anteriormente.

En cuanto al ajo Jean Klein aconsejó comerlo tan solo crudo y en pequeñas cantidades. Ajo cocido sería considerado como difícil de digerir. Con las cebollas es al contrario. En una conversación privada a este respecto Jean Klein me dijo que la cebolla cruda debe incluso ser considerada como “un alimento tamásico” (tamas = tendencia a la inercia). Cebollas y puerros hervidos son sin embargo excelentes y saludables alimentos.

Alimentos ricos en proteínas concentradas

-Algunos se habrán dado cuenta de que en la dieta prânâyâma no se nombran las nueces como alimentos ricos en proteínas. La razón es que las nueces son bastante pesadas de digerir. En principio las nueces tales como las almendras y las nueces son muy sanas y puedes por ejemplo, en una comida con alimentos ricos en proteínas concentradas, mezclar unas cuantas nueces entre la ensalada cruda. Yo como actualmente alguna vez una pequeña comida por la noche de frutos cítricos con nueces.

– En cuanto al alimento rico en proteínas concentradas “fromage blanc” (queso blanco): este tipo de queso es de estructura más blanda que el queso habitual y esto es porque en la fabricación del queso despues de añadir bacterias del cuajo y ácidos lácticos, la cuajada no se lava –como con el queso normal- enseguida poco después. Por ello las bacterias del ácido láctico pueden actuar durante mucho más tiempo sobre la leche y esto resulta en otro tipo de queso diferente. Hace un par de decenias la Asociacion de Profesores de Yoga de Holanda había invitado al doctor dr. Chandra de Lóndres para dar unas lecturas sobre yoga y la salud durante el congreso anual en Elspeet. Éll explicó entonces a la audiencia que el queso blanco era un product más saludable y más fácil de digerir que las clases más habituales de queso. Recuerdo que él dijo, entre otras cosas, que por la prolongada actividad de las bacterias del ácido láctico, incluso la largura de las moléculas de la grasa eran considerablemente reducidas. El queso blanco se vende en Holanda en supermercados y bio-tiendas en su mayoría, en forma de rodajas gruesas de queso fresco de cabra, al cual se le ha añadido un cultivo blanco.

– Jean Klein me dijo, cuando me transmitió la dieta prânâyâma, que si yo quería podía comer pescado en la cena como fuente de proteínas. En aquel momento yo comía estrictamente vegetariano, pero como más adelante describiré, esta instrucción resultó ser muy importante más tarde durante mi vida.

-Según la tradición de yoga, Jean Klein decía que el comer carne para un ser humano es perjudicial. Hoy día por otra parte también se ha demostrado estatísticamente que el comer carne aumenta la probabilidad de adquirir enfermedades horribles como el cáncer de intestino.

– Si decides comer una comida con huevos, lo mejor es comerlos pasados por agua (la clara está cuajada y la yema líquida).

Algunos efectos benificiosos del consumo de alimentos adecuados

-“ Cuando nos alimentamos adecuadamente, nos volvemos sattvicos, ligeros, abiertos” (Jean Klein, Lit.4)

– Si lees el libro “Anticáncer” (Lit.5), de este libro resulta que, cuando los consejos dados en este articulo son seguidos, tu resistencia contra el cáncer aumentará. Productos que son nombrados en este libro por su fuerte actividad contra el cáncer son junto a diferentes tipos de fruta y verdura entre otros el té verde, curry (aquí se trata de la cúrcuma, donde se debe añadir piminta negra para que haya una buena absorción) y el cacao. En el libro “De Voedselzandloper” (El reloj de arena de los alimentos) (Lit.7) y el libro “De Boodschappencoach” (El entrenador de compras) (Lit.4), se describen las propiedades del cacao más ampliamente. El chocolate crudo parece ser un poderoso producto anticáncer.

– Cuando uno se atiene a las combinaciones de alimentos adecuados esto produce, junto a una mejor digestión otros beneficios. Jean Klein dijo sobre esto: (Lit.4): “El ingerir alimentos en combinaciones erróneas tiene como resultado que la digestión de los alimentos requiere mas energía. La energía extra que se require para ello se obtiene de otras fuentes de energía en nuestro cuerpo. Por ello podemos sentirnos mental- o físiscamente letárgicos o simplemente estresados, deprimidos o nerviosos”.

– Anteriormente yo sufría dos veces al año de una fuerte inflamación de las amígdalas. Mi médico de cabecera me aconsejó por entonces que me las dejase extirpar quirúrgicamente en el hospital. Suerte que entonces recibí el libro de Shelton (Lit.1) en mis manos y empecé a comer las combinaciones de alimentos adecuadas. Desde entonces no he volvido a tener ningún problema con mis amígdalas. En breve, manteniendo una dieta adecuada, tomada en las combinaciones adecuadas, se pueden evitar y sanar muchas molestias físicas y mentales.

Los alimentos deben ser producidos conforme el “Rita”

Vivimos en un mundo donde todo está conectado con todo. Una persona sabia actua de tal modo que la harmonía en el mundo no es alterada. Él actúa conforme el “rita” (las leyes cósmicas que mantienen la harmonía). Aspectos del “rita” referentemente a la producción de alimentos:

1. Amigable, es decir que nadie en el proceso de producción es explotado. Esto actualmente se llama “fair trade” (comercio justo).

2. Con respeto a los animals. Por ejemplo: un productor de huevos debe tomar cuidados para que sus pollos estén bién. A su vez Jean Klein dijo que igualmente la alimentación de los pollos debe de estar basada en cereales enteros.

3. Ecológico. Cultivos deben ser biológicamente cultivados, sin venenos químicos que envenenan el medio ambiente y a menudo también los mismos cultivos.

Cual sería ahora para mí la alimentación ideal?

Me puedo imaginar que esta pregunta surge en muchos lectores. Lo que para una persona es la alimentación ideal, depende en cierto de muchos factores diferentes, así como tu constitución, la clase de vida que llevas y también tu edad. Estudiantes de Jean Klein tenían la ventaja de que Jean Klein como siddha era clarividente a todos los niveles y por ello tambien podia aconsejar perfectamente a sus estudiantes referentemente a la alimentación. Despues de unos 15 a 20 años de haber recibido la dieta pranayama Jean Klein me dijo que debía dejar de tomar el desayuno de yogur con frutas y en lugar de ello debía de cambiarlo por un desayuno basado en cereales integrales. Cuando le pregunté porqué era necesario este cambio, me dijo que por el envejecimiento el funcionamineto de mi cuerpo había cambiado de tal modo que él me debía dar este consejo.

En el anterior artículo sobre las posturas de yoga aparecía central “el escuchar a tu cuerpo”. Igualmente en esta contribución sobre alimentación podemos poner esto como punto de mira. Escuchando bién al cuerpo tu mismo puedes determinar con qué alimentación tu cuerpo se encuentra bién. Un aspecto importante aquí es el observar las membranas nasales al despertarte. Si por la mañana tu naríz está tapada esto es debido a una alimentación equivocada (o combinaciones erróneas) que has comido el día anterior.

Jean Klein dijo en una ocasión que el estilo de yoga que él enseñaba despertaba la inteligencia del cuerpo. Yo mismo he podido tener una experiencia en el campo de la alimentación. Hace 15 años padecí de una enfermedad del intestino (colitis ulcerosa) que fué diagnosticada en el hospital de Groningen. El especialista me dijo que por desgracia la enfermedad era incurable y que tenía que reprimir los síntomas durante el resto de mi vida con medicinas. Yo me puse a meditar sobre esto con la mente en cero, ya que descubrí que mi intelecto no pudo encontrar una solución para este problema.

Durante la meditación de repente brotaron recuerdos de 40 años atrás, de cómo siendo niño yo había disfrutado de la caballa al vapor. Ví esto como una señal de la inteligencia de mi cuerpo. Decidí romper mi estricta dieta vegetariana y permitirme comer pescado graso como la caballa. Poco después recibí de un estudiante el artículo de Bertine Geerling “Alimentación y enfermedades inflamatorias intestinales”, demostrando que los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado graso pueden ser una medicina para la colitis ulcerosa. En mi caso, fué así en la práctica.

Despues de haber comido entre 2 y 3 semanas 2 caballas por semana (obviamente con verduras), desaparecieron de repente todos los síntomas y mi cuerpo empezó a recuperarse. Cuando poco después tuve que ir al hospital a buscar “la bolsa con las medicinas” pude decir: “Quédense con la bolsa porque ya no la necesito”. La enfermedad nunca ha vuelto a aparecer.

LITERATURA

1. Food Combining Made Easy, Herbert Shelton, 1951, Dr. Shelton’s Health School, San Antonio (muchas reimpresiones)

2. Comer saludablemente mediante la combinación adecuada de alimentos (traducción de “Food Combining Made Easy”por Damiaan Baeten, 1980, Nieuw Leven, Genk

3. Manual de la alimentación y la salud, Jan Dries&Inge Dries, 2003, Veltman Editores

4. The Book of Listening, Jean Klein, 2008, Non-Duality Press, Salisbury

5. Anticáncer, Dr. David Serva-Schreiber, 2008, Kosmos editors, Utrecht/ Amberes

6. El entrenador de compras, ir. Ralph Moorman, 2013, Cocobooks, Amsterdam

7. El reloj de arena de los alimentos, Kris Verburgh, 2012, Editorial Bert Bakker, Amsterdam

Traducción del holandés al español por Gloria Spaans, profesora de hatha yoga en Amsterdam y socia de la Asociacón de Profesores de Yoga de los Países Bajos. www.miyoga.vpweb.nl